¿Qué más podemos conocer en el embarazo con estudios prenatales no invasivos?

En años recientes el diagnóstico prenatal sobre enfermedades al nacimiento (como el síndrome de Down u otros trastornos) ha presentado algunas alternativas importantes para el médico especialista que monitorea un embarazo, pues además de contar con la vigilancia por imagen y algunas pruebas bioquímicas, los especialistas pueden contar hoy con tecnología genética de última generación para detectar estos problemas en etapas tempranas del embarazo, a partir de la semana 10 de embarazo, sin el riesgo de invadir el vientre materno y con un capacidad de detección mayor al 99% ¡nunca antes vista!

Empresas estadounidenses (como Illumina®) han iniciado pruebas con estas tecnologías buscando que la detección de estos síndromes sea mejor que con las técnicas clásicas utilizadas de rutina.

Estas empresas han desarrollado una prueba prenatal no invasiva que es capaz de medir la cantidad de ADN fetal libre (cffDNA) presente en células de la sangre materna, a fin de detectar estos errores genéticos como síndrome de Down y otros síndromes cromosómicos.

De las 1914 pacientes embarazadas analizadas con prueba prenatal no invasiva basada en la detección del ADN fetal publicadas en una famosa revista médica (The New England Journal of Medicine) por la Dra. Bianchi en 2014, el 100% de las muestras de síndrome de Down fueron diagnosticados correctamente con una tasa de falsos positivos muy baja (0.3%).

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Down en el embarazo?

En 2012, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), publicaron un informe que apoyaba el uso de la prueba prenatal no invasiva que utiliza el ADN fetal como herramienta de análisis  para detectar síndrome de Down y otras trisomías en los embarazos de alto riesgo. El estudio de la Dra. Bianchi agrega que es importante también utilizar esta tecnología en los embarazos de bajo riesgo en población general.

banner-prenatal

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año entre 3.000 y 5.000 niños nacen con síndrome de Down, que es la más común de las trisomías, y ocurre en 1 de cada 1,000 nacimientos, aunque se eleva esta probabilidad (1 de cada 400) dependiendo de otros factores.

¿Cuándo se deben realizar las embarazadas ésta prueba?

Parte importante de estas nuevas tecnologías, al menos durante sus inicios, es ofrecer resultados confiables, reproducibles en otras partes del mundo, accesibles económicamente, sin riesgo para el bebé o la madre, y sobre todo que sean del conocimiento del médico especialista para ser aplicada en el monitoreo de toda mujer embarazada, idealmente cuando exista algún riesgo o situación complicada durante el embarazo, predisposición genética o historia familiar.

La Dra. Diana Bianchi, Directora del Instituto de Investigación Madre-Infante del Tufts Medical Center en Boston, EEUU dice:

“Nuestros resultados muestran que el test prenatal no invasivo basado en la detección del ADN fetal es mejor que los métodos de tamizaje tradicional… la mayor ventaja de analizar el ADN fetal es la reducción en los casos falsos positivos”

¿Cómo se realiza el estudio?

banner-prenatal

El proceso general incluye la toma de 10 ml de sangre del brazo de la madre (dicha muestra debe cumplir ciertos criterios y almacenarse en un tubo especial), que luego se envía al laboratorio para su análisis y resultados de 5-10 días.

Ante estos avances médicos,  Life in Genomics  ofrece en México Prenatal Life Test, como prueba tamizaje prenatal no invasiva analizando el ADN fetal en sangre materna.

Fuente: New England Journal of Medicine 2014.

 

Artículos relacionados

Dejános un comentario